domingo, marzo 09, 2008
Memorable concierto de Collective Soul
Estaba a punto de cometer un gravísimo error: No ir al concierto de Collective Soul pues no me despertaba muchas expectativas, a pesar de ser miembro de la llamada generación X. Pero gracias a mis amigos Pepe y Yaz asistí ese jueves 28 de febrero a la explanada del Estadio Monumental y fui testigo de un conciertazo.

Llegué al lugar poco antes de las 7 de la noche y no había mucha gente, no más de mil, y por un momento pensé que el recital no traería una cantidad de personas digna -al menos en nuestro país- para una banda noventera post grunge (Everclear, Bush, Creed, Live, Foo Fighters, Gim Blossoms, Stone Temple Pilots, entre otros).

Sin embargo, otra vez me equivoqué ya que para cuando salió Ed Roland y compañía, cerca de las 10:30 de la noche, ya había unas 9 mil personas. Como era de esperarse, el respetable recibió a los estadounidenses con una gran ovación mientras que cientos de cámaras digitales y celulares registraban la escena.


"New Vibration", de su nueva producción "Afterwords" fue el tema escogido por la banda para abrir la noche. Luego le siguió "Heavy". El público aún no se enganchaba hasta que llegaron las emblemáticas “Listen” y “December”, que terminaron por despertar a los fanáticos. Los siguientes los temas fueron “Crowded Head”, “Forgiveness” y “I don’t need anymore friends”.

Una cosa que se comentaba antes del concierto, era la sencillez y humildad de la banda. Sus integrantes lo habían demostrado horas antes en una tienda de discos donde firmaron autógrafos y se dejaron fotografiar con sus fans. Durante el concierto, no solo mostraron lo antes dicho sino también cariño por el Perú, que se vio reflejado por el bajista Will Turpin, quien luego de los temas "All That I Know" y "Precious Declaration" recibió una bandera peruana y la colocó sobre su micrófono para después acomodarla sobre un parlante.

Después llegaron “Home”, “Georgia girl”, "Gel" y la nostálgica "The World I Know", tema interpretado por Ed de manera muy emotiva que arrancó algunas lágrimas a muchos. Personalmente creo que fue el mejor momento del concierto.

Hubo dos simulacros de despedida. El primero fue como a las 11:30. Ed Roland y el bajista Turpin regresaron al escenario vestidos con camisetas de la selección peruana de fútbol, hecho que fue muy ovacionado y aplaudido por todos. "Este es un bello país y ustedes son unas personas maravillosas que han tocado mi corazón", dijo Ed a un entregado y emocionado público.

Esta segunda parte del concierto comenzó con "Where the River Flows", luego siguieron los temas “Better now” y “Hollywood”. En está última canción sonaron los punteos de "Thunderstruck" y el 'cover' de "Highway to Hell", del legendario grupo australiano AC/DC.

Ya era más de medianoche y Collective Soul se iba dejando a la gente con ganas de escuchar más. Fue en ese momento que se produjo el segundo simulacro. Con los temas “Run” (creo que fue la más coreada), la tan esperada “Shine” y finalmente "Goodnight, Good Guy" se cerró el memorable concierto que superó mis expectativas.

Chequea aquí algunos videos del concierto y de la firma de autógrafos de Collective Soul en Lima

Las fotos que acompañan a esta nota fueron tomadas por mi amiga Yaz

 
posted by Henry López at 12:25 p. m. | Permalink | 3 comments